El “first look”, el primer encuentro de los novios antes de la boda

first-look-primer-encuentro-bodas

Buscando un poco en el pasado, un matrimonio se podía asemejar a un intercambio comercial. Tener un hijo varón era una bendición porque podría trabajar el campo y pastorear animales, garantizando la continuidad de la familia. Pero cuando se tenía una hija, ésta quedaría relegada a papeles secundarios dentro de la casa.

Un padre que tuviera una hija tenía que ‘casarla bien’ y muchas veces ni el novio ni la novia se conocían hasta el momento después de estar casados; el sacerdote les hacía intercambiar anillos y arras, pronunciaba “lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre” y después el novio quitaba el velo a la novia y lo que se encontraría debajo… imaginaos la sorpresa.

Las nuevas tendencias en las bodas de hoy

Pero de aquello hace mucho tiempo, el momento que vivimos ha cambiado. Ahora los novios son quienes deciden casarse, se van a vivir ‘en pecado’, preparan su proyecto y la boda juntos… pero la tradición de no verse antes de la boda, ese tabú del que hablamos hoy siguen corriendo por nuestra sangre no vaya a ser que la mala suerte…

Hoy le vamos a pegar una patada a la ‘mala suerte’, os vamos a animar a que hagáis el primer encuentro o ‘first look’. Para ello tenéis que buscar a un cómplice, quizá vuestro fotógrafo o videógrafo os pueda ayudar. Se trata de que os veáis con vuestra pareja, vestidos ya de novios, momentos antes de la boda para que tengáis una oportunidad única de decir os a los ojos lo mucho que os queréis, lo ilusionados que estáis y ya veréis como los nervios se van disipando. Imagínate que llega el novio a un lugar secreto y después por la espalda llega la novia.

first-look-primer-encuentro-bodas2

Fuera protocolos, un momento único entre tu pareja y tú

 

Tendréis la oportunidad única de poder tocar, admirar, desear y, cara a cara, contemplar a la persona que amáis vestida para la boda. Momentos para que os abracéis, beséis y después, antes de que cada uno se monte en su respectivo coche, os despidáis con una sonrisa y sobre todo con un “vamos a pasárnoslo bien”.

Aquí os dejamos una propuesta interesante para que disfrutéis de un momento único y del único momento de intimidad que estáis por vivir en el día de la boda. Un momento que quienes lo han hecho lo recomiendan a mil por cien. Una opción, como aquella de la preboda, que os dejará una marca mucho más grande de aquella que se sueña tener cuando la novia entra en la iglesia y ve al novio por primera vez; porque en ese momento solo os da tiempo a ver a la persona un momento, una sonrisa, nada de apasionados besos y ya comenzará el sacerdote con “En el nombre del Padre, del hijo y…”.

El “first look”, el primer encuentro de los novios antes de la boda
Deja tu voto!

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies